recogida de cartuchos

Recogida de cartuchos: Li importancia de contar con una empresa autorizada en la gestión de residuos

By omfadmin
In mayo 30, 2017
On blog
Comments off
1676 Views

Con nuestra experiencia en la recogida de cartuchos sabemos que la utilización generalizada de tóners y cartuchos de tinta genera una serie de residuos que debemos gestionar para garantizar la sostenibilidad. La gestión y tratamiento de los residuos debe estar diseñada de manera específica, según el tipo de residuo a tratar, por ello, existen técnicas diversas para el tratamiento de los residuos. En la actualidad, la reducción en origen, el reciclaje y la reutilización son las más extendidas.
Los cartuchos y los tóneres de tinta contienen materiales peligrosos. La lenta descomposición de alguno de sus componentes, como son los metales pesados, condiciona su clasificación como residuos peligrosos.
Los cartuchos y tóners usados se tienen que depositar en contenedores específicos hasta su entrega al gestor de residuos autorizado para su reciclaje.
Cuando la cantidad de residuo generado es superior a los 10.000 kilos se considera que la empresa es un gran productor y es necesario pedir una autorización en la Comunidad Autónoma competente. Si es inferior a esa cantidad es necesario registrarse en el Registro de Pequeños Productores. Los grandes productores, además, tienen la obligación de presentar una Declaración Anual en la que se indeque la cantidad de residuos peligrosos generada. Los pequeños productores, cada cuatro años, deben presentar proyectos para la minimización de residuos en la Comunidad Autónoma correspondiente.
Los toners y cartuchos de tinta usados, catalogados como residuos peligrosos, deben etiquetarse y almacenarse en lugares adecuados, para ser entregados, a posteriori, a un gestor autorizado. Antes de la entrega se debe realizar una solicitud, por parte de la persona o empresa que genera los residuos, y producirse una aceptación de los residuos por parte del gestor. Hay que notificar al organismo ambiental público correspondiente, con un mínimo de diez días de antelación, que se van a gestionar los residuos, indicando el residuo a gestionar y la cantidad, quienes son el productor, el gestor y el transportista y, por último, la ruta que seguirá el residuo. El tratamiento de los residuos por parte del gestor tiene como finalidad primordial la reducción o anulación de las características peligrosas para su transporte y almacenamiento.
Cada residuo que se gestione debe contar con un DCS, Documento de Control y Seguimiento, que será la guía del residuo. Cada entrega de los cartuchos y toners debe ser anotada por el productor de los residuos en un libro de registro de entregas.
Para reducir el riesgo de sufrir sanciones por incumplimiento de la normativa ambiental , lo mejor es implantar en las empresas sistemas de gestión ambiental basados en la norma ISO-14001.

Contacta con nosotros tus expertos en la recogida de cartuchos

Comments are closed.